6 meses sin
interes
*Con tarjetas participantes
Entrega gratis en todas tus compras.

Actualmente estás en:

Protegiendo a tus hijos de un envenenamiento

Protegiendo a tus hijos de un envenenamiento

9 March, 2013

Las intoxicaciones accidentales pueden ocurrir en cualquier hogar, especialmente si hay niños menores de 5 años, que es el grupo de riesgo, dado que por naturaleza propia, están todo el tiempo explorando nuevos lugares y llevándose todo a la boca.

Como dice el dicho, más vale prevenir que lamentar y revisar qué hay al alcance de tus peques, te evitará unos cuantos dolores de cabeza.

 

El grupo de los 6

 

Hay 6 elementos que pueden ser tóxicos para los pequeños. Revisa la lista y si alguno de estos está en tu casa, guárdalos bajo llave o fuera del alcance de manitas curiosas.

 

- Medicamentos: es habitual dejarlos en el lavabo o en la mesa de noche, para no olvidar tomarlos. Error. Todos en un botiquín o estante fuera del alcance de los pequeños. Si un medicamento está vencido, se vuelve aún más peligros, directo a la basura, pero envuelto en una bolsa plástica, para que no llame la atención.

 

- Productos de limpieza: los que dejamos en el lavadero o detrás de la taza del baño, todos a un gabinete con traba o -mejor- con llave.

 

- Venemos: más aún los que solemos diluir en una botella de refresco, causan confusión y desgracias en los infantes. Bajo llave.

 

- Pinturas, solventes, diluyentes: en estantes elevados o bajo llave.

 

- Plantas: hay muchas planta que sus hojas o savia son venenosas, infórmate antes de decorar tu casa u opta por las que puedan ser colgantes y estate pendiente de la época en las que pierden sus hojas.

 

- Plomo: tuberías de plomo por donde llega el agua con la que cocinamos, juguetes viejos con pintura sospechosa o saltada, pueden ser eliminados sin mayor remordimiento.

 

Recomendaciones

 

- Tener siempre a mano el teléfono de Protección Civil, Bomberos o similar. Si el peque ingirió algún líquido o medicamente o si tienes la sospecha, no pierdas tiempo y vayan al hospital o centro de salud más cercano, llevando el líquido o pastillas sospechosos.

 

- Nunca llames a la medicina "dulce" para que tu hijo se la tome: producirás una confusión y asociará cualquier medicina con algo comestible e inofensivo. Desastre en puerta.

 

- No suministres agua o leche: pueden irritar más su estómago y garganta.

 

Edith Viviana Gonzalez

 

******************************* Esta sección de notas debe de ser incluida *************************** Guía para publicación: Permiso otorgado para publicar este articulo electrónicamente solo en publicaciones gratuitas, como websites (su impresión requiere permisos especiales) siempre y cuando esta nota sea incluida sin ninguna modificación. Todos los links contenidos en el artículo deben de estar activos.

Acerca del autor: Edith Viviana Gonzalez  es la autora del artículo Protegiendo a tus hijos de un envenenamiento, con un total de 1 página y 371 palabras.

Puede leer el artículo original en: www.bebetoto.com.mx

Leave a Reply