6 meses sin
interes
*Con tarjetas participantes
Entrega gratis en todas tus compras.

Actualmente estás en:

MOLESTIAS ¿CÓMO SUPERARLAS NATURALMENTE?

MOLESTIAS ¿CÓMO SUPERARLAS NATURALMENTE?

29 January, 2011

Aunque estas molestias no tienen por qué ocurrir, puede que una gran proporción de embarazadas sufran alguna de ellas.

CANSANCIO Es totalmente normal que durante los primeros meses, la embarazada pueda sentirse más cansada de lo habitual, somnolienta y a menudo con poca energía. Debemos ayudar al cuerpo, darle el descanso que necesita y no forzarlo a generar un vigor que no tiene. Esta necesidad de reposo es muy beneficiosa tanto para la futura mamá como para el bebé. Desde la mitad de la gestación hasta el momento del parto, tenemos que incrementar el tiempo de relax al mediodía con una siesta. El cuerpo necesita descanso o no llegará en buenas condiciones a la noche. ANEMIA Si el cansancio persiste de forma más intensa y acompañado de un estado depresivo, debemos comprobar que la embarazada no esté anémica. La falta de hierro podría producir estos síntomas. Si éste es el caso, aumentaremos el consumo de alimentos ricos en hierro y evitaremos los que desmineralizan. AUMENTO EXCESIVO DE PESO Si nuestra alimentación está basada en alimentos frescos y variados, sin grasas saturadas (embutidos, carnes, quesos, fritos…) no tendríamos por qué generar un peso excesivo. NÁUSEAS Y VÓMITOS Se producen principalmente en los tres primeros meses. Tenemos que reducir líquidos, exceso de frutas, jugos, estimulantes, alimentos crudos, azúcares, alcohol, especias, etc… Tomaremos alimentos salados y secos por la mañana como tostadas, galletas saladas etc. ARDORES DE ESTÓMAGO Los cambios hormonales y el aumento del tamaño del útero hacen más lenta la digestión. Al estar comprimido el estómago. Los alimentos y secreciones ácidas que actúan en la digestión ascienden al esófago produciendo la sensación de acidez. Su causa es más bien por falta de masticación, hacer comidas desordenadas, cenas tardías… Para aliviar momentáneamente este trastorno (aunque no es la solución), tomaremos un poco de ciruela deshidratada o algún té. ESTREÑIMIENTO/ HEMORROIDES Indican una falta de fibra en nuestra alimentación. No tendría por qué ocurrir aunque esta etapa del embarazo sea una etapa de concentración. Para evitarlo, comeremos más cantidad de alimentos integrales: cereales, verduras, leguminosas. También masticaremos bien los alimentos, cenaremos muy temprano y disminuiremos las consistencias pegajosas (lacteos, harinas, dulces, azúcar) y los alimentos refinados. HIPERTENSIÓN Ante este problema, reduciremos el consumo de todas las grasas saturadas (carnes rojas, embutidos, aves, huevos, quesos salados y curados), todo lo que sea salado, condimentos, etc. Nos alimentaremos con proteínas de origen vegetal, incrementaremos la ingesta de verduras de todo tipo,  ensaladas y frutas de estación. VARICES Para evitarlas, no nos excederemos en líquidos, frutas, crudos, alcohol o vinagres y haremos ejercicio suave.

CALAMBRES Son debidos a la carencia de minerales. Incrementaremos las algas y los condimentos salados en cocción. Asimismo, reduciremos la dosis de líquidos, frutas, crudos, alcohol o vinagres y fomentaremos el ejercicio ligero. INSOMNIO La falta de sueño es más frecuente durante la última etapa del embarazo, cuando la futura madre se siente pesada. Para no padecerlo, experimentaremos con diferentes posturas a la hora de dormir (preferible dormir de lado). Otra causa de la falta de sueño son las frecuentes visitas al baño. RETENCIÓN DE LÍQUIDOS Si consumimos demasiada sal y condimentos de esta índole, puede que suframos de piernas o pies hinchados. Esto es más habitual hacia el final de la gestación. Incluiremos por tanto mas variedad de verduras, especialmente las diuréticas y depurativas, durante unos días: rabanitos, nabos, verduras de hoja verde, champiñones, etc. LA CUENTA ATRÁS Son las semanas previas al parto. Las mujeres comenzamos a desear fervientemente el momento de ver a nuestro bebé y ultimamos preparativos. Es importante que aprendamos a delegar, comunicando nuestras necesidades o pensamientos. No nos hagamos las fuertes o malgastemos esta energía generada con actividades totalmente superfluas. Descansemos y acumulemos energías para el momento crucial. Es importante que durante la gestación hayamos asistido a clases de preparación para el parto, tanto solas como en pareja, ya que esto nos ayudará enormemente, sobre todo si somos primerizas.

Muchas embarazadas dudan al principio sobre donde tener el parto, sintiéndose coaccionadas por lo que deberían hacer, lo que la mente les dicta, o el compañero, la familia, el doctor, los libros, las tendencias alternativas, etc.

Creo que es una decisión muy personal y tan sólo la gutura madre debe decidir lo que crea más conveniente; donde ella y sólo ella crea poder estar más a gusto y relajada. Se trata de su cuerpo, su trabajo, su experiencia y nadie tendría que juzgarla o decirle lo que es mejor. En esta ultima etapa hacia el parto, a nivel alimenticio, deberíamos generar una energía de relax, apertura y mas distendida para encontrarnos relajadas, sin miedos ni tensiones y abiertas al milagro del nacimiento.

 

LN. Luz María Sepúlveda Iñiguez

 

cel. 3312980565
correo [email protected]Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
consultas DIF tototlán sábados de 11 a 2 y 4 a 6

 

 

******************************* Esta sección de notas debe de ser incluida *************************** Guía para publicación: Permiso otorgado para publicar este articulo electrónicamente solo en publicaciones gratuitas, como websites (su impresión requiere permisos especiales) siempre y cuando esta nota sea incluida sin ninguna modificación. Todos los links contenidos en el artículo deben de estar activos.

Acerca del autor: LN. Luz María Sepúlveda Iñiguez es la autora del artículo LOS REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES DURANTE EL EMBARAZO, con un total de 2 páginas y 629 palabras.

Puede leer el artículo original en: www.bebetoto.com.mx

Leave a Reply