6 meses sin
interes
*Con tarjetas participantes
Entrega gratis en todas tus compras.

Actualmente estás en:

Primeros berrinches de tu bebé

Primeros berrinches de tu bebé

13 January, 2011

Hay toda una gama de estilos de berrinches y dependerá principalmente del muy particular temperamento de tu hijo y del contexto en el que suceda, es probable que en público haga sus mejores “papeles”.   ¿Qué es un berrinche?

Es una respuesta excesiva a la frustración, un acceso de cólera, es algo así como un corto-circuito emocional.

 

 

¿A qué edad aparecen los berrinches?

Niños y niñas que transitan por el 1-2-3 años de edad. Aunque se presentan regularmente en la edad preescolar hay quienes aseguran que algunos bebés desde la cuna comienzan a dar muestras de enojo y frustración al no ser atendidos como esperan. También podemos ser testigos de jóvenes y adultos que no han aprendido aún a manejar su tolerancia a la frustración.

 

¿Cómo es un berrinche? O ¿cómo puedo saber que eso que mi hijo hace es un berrinche?

Hay toda una gama de estilos y dependerá principalmente del muy particular temperamento de tu hijo y del contexto en el que suceda, es probable que en público haga sus mejores “papeles”. Un berrinche puede manifestarse cuando tu hijo llora con rabia, patalea, manotea, se tira al suelo, se revuelca, grita, grita más fuerte y más alto e incluso parece vomitar, puede ser que tenga un espasmo del sollozo y llegue a ponerse morado de tanto aire que ha expulsado y le cueste reanudar su respiración. Hay niños que pegan, escupen y agreden, si se les permite.

 

¿Se pueden prevenir los berrinches?

En cierto modo sí. Si organizas la vida de tu hijo de manera que las frustraciones queden dentro de sus límites de tolerancia la mayor parte del tiempo. Esto implica que tendrás que delimitar una línea de disciplina en donde le permitas y le prohíbas, es decir, deberás afirmarte en tu posición de autoridad misma que te permita ser un padre amoroso y contenedor, pero también firme y asertivo. Es una delgada línea que vamos tejiendo conforme los hijos van creciendo y que en ocasiones nos lleva a obligarlos a hacer algo “por su bien”, a lo que no necesariamente responderán con entusiasmo, o a veces tendremos que prohibirles algo que realmente disfrutan, y no será por quererlos hacer infelices, es parte de la tarea de ser padres. Saber que los berrinches son parte de un aprendizaje de tolerancia a la frustración, si bien no los evita, sí hace más llevadero el momento en el que aparecen porque nos permite tomar distancia y no creer que algo está mal en mi hijo.

 

¿Puedo hacer algo para que mi hijo no se enoje?

Podrías cambiar tus creencias con respecto a las emociones y sentimientos de tu hijo, tal ves creas que enojarse es malo o quisieras ver siempre feliz a tu hijo, pero recuerda que también la experiencia de la frustración y el enojo son parte de la vida y al vivir esto, tu hijo aprenderá a reconocer estas emociones y a controlarlas por sí solo, poco a poco. Por eso acéptalo cuando este alegre y cuando no, cuando esté enojado permítele expresar su enojo y ayúdalo a identificar qué es lo que siente y qué puede hacer con eso que experimenta, es decir, dale opciones para expresar su enojo, en lugar de limitarlo o reprimirlo.

 

¿Es decir, lo dejo que se enoje, pero… y si se hace daño?

Es ahí en donde dejarás en claro un límite. Se vale que se enoje, lo que no está permitido es que se haga daño a sí mismo o a otros. Para esto tendrás que desarrollar seguridad en tu papel de mamá, además de que irás afinando tu habilidad de ser firme y paciente. Podrías sostenerlo mientras pasa su berrinche o apartarlo para que se enoje y pataleé a gusto, sabiendo que no corre peligro. Recuerda que mientras dure ese momento, tu hijo es completamente irracional, así que no intentes convencerlo. Además de que ese estado de cólera es muy contagioso y es posible que entre más intensa sea la expresión de su enojo, más tentada te verás tu a responder también a gritos o con violencia, perdiendo la paciencia.

 

A veces le doy lo que quiere, tan solo para que deje de hacer berrinche, ¿qué consecuencias tiene esto?

Definitivamente hay consecuencias para tu hijo y para ti y tienen que ver con el patrón de conducta que se esta estableciendo entre ustedes. Tu hijo ya ha aprendido a hacer berrinche para conseguir lo que quiere, entonces ante un deseo, sabe que esa técnica funciona, tal vés requiere mayor esfuerzo, persistencia y empeño, pero logra su cometido. Tú aunque comienzas diciendo que no, ante su empeño y persistencia acabas cediendo (por presión, por vergüenza, por desesperación, etc.), así le enseñas a tu hijo que tu “no", en realidad es un “sí”, pero que necesita esforzarse para lograr transformarlo, de esta manera le cedes el control de la situación y tu hijo sabe que lo tiene. A diferencia de cuando aprende a que independientemente de lo alto que grite, lo mucho que llore, tu no vas a perder la compostura, ni entrar en pánico, ni vas a cambiar tu opinión. Te verá firme y comprenderá que su berrinche no es útil para cambiar nada ni a favor ni en contra suya.

  Me gustaría comenzar a actuar diferente cuando mi hijo hace berrinche pero no se si sea demasiado tarde ya…

Nunca es tarde, puedes empezar hoy mismo. Espera resistencia si ya tu hijo ha aprendido a controlar siempre la situación por medio del chantaje y el berrinche. Se paciente contigo, recuerda que tu también estas aprendiendo nuevas formas de ser mamá. Además, recuerda que tu hijo por la edad que tiene, será curioso, inquieto, deseará todas las cosas que le atraigan y las deseará “ahora mismo” y esto no quiere decir que rápidamente cumplirás sus deseos, enséñale a esperar, dile que “no” algunas veces, dale opciones, por ejemplo: aquí no puedes saltar, pero en este otro lado sí. Observa a tu hijo, escúchalo y no olvides también decirle que sí, cuando es preciso. Te ahorrarás muchos berrinches.

  Mamás y papás tenemos buenos deseos para nuestros hijos, pero las buenas intenciones no bastan. Es en la práctica de la paternidad donde se pone a prueba lo que somos. La educación implica guiar a nuestros hijos y asistirlos para que comprendan las reglas de este juego en el que no son el centro del universo y es necesario que esperen por su turno, que posterguen placeres, que obedezcan. La manera en la que lo hagamos también determinará la forma en la que ellos responderán. Si hemos logrado que confíen en nosotros al atender sus necesidades en el primer año de vida y ser constantes en nuestro amor y atención, la transición será más sencilla. Además, la práctica hace al maestro. Conviértete en un ejemplo de paciencia ante situaciones tensas, como lo es un berrinche de tu hijo. Le ayudarás más que si haces berrinche tú también.

 

 

 

www.clubdemamas.com Tel. (33) 36 23 24 58 info@clubdemamas.com Si te gusto este material puedes encontrar mas información en la colección completa de CDs de audio Crece con tu Hij@ de Club de Mamas en nuestra tienda Bebé ToTó.

 

CD-Disciplina y límites en la educación

 

CD-Cómo mantener la calma

 

CD-La edad de los berrinches

 

CD-Nace una mamá

 

 

 

 

******************************* Esta sección de notas debe de ser incluida ***************************

Acerca del autor: Club de M@más es propietario del artículo, Primeros berrinches de tu bebé. Puede leer el artículo original en: www.bebetoto.com.mx

Leave a Reply